Hotel Stary, el hotel más bonito de Europa.

Hechizado se siente uno después de descubrir una perla como esta.

El Hotel Stary con sus impresionantes rincones centenarios fue amor a primera vista. Nada más entrar sentí el poder del contraste entre lo dioses viejos y los nuevos.

Luces indirectas que resaltan los detalles más románticos.

Y así es como este Hotel, lujoso en belleza, se ha llevado el primer premio del famoso concurso de París Prix Villégiature con título de "el diseño interior de hotel más hermoso de Europa".

El ambiente encantador, la elegancia y el estilo del edificio se mezclan con un entorno moderno y delicado a la vez.





Hay una historia inusual detrás de la calle Szczepańska, donde se encuentra el hotel. En tiempos en que uno de los temas oficiales de estudio en la Universidad Jagellónica era la magia, famosos magos y astrólogos, como Paracelso, John Dee, Edward Kelley e incluso el propio doctor Faust lo frecuentaban. La calle Szczepańska se puede comparar fácilmente con Golden Lane en Praga. Hay muchas razones por las que Stary Hotel se describe con estas palabras: "con la forma en que pueden llegar más lejos, permitieron llegar más allá de lo material y visible".


El edificio del Stary Hotel ha sido adaptado de un edificio en ruinas del siglo XIV. Durante la renovación, se conservaron muchos detalles históricos, gracias a los cuales ahora podemos observar elementos de varios estilos arquitectónicos: desde el gótico, pasando por el renacimiento y el barroco hasta el clasicismo.


Dentro de la vivienda, se han renovado varios elementos antiguos, se han reconstruido parcialmente las vigas góticas, se han revelado policromos del siglo XVIII y se han conservado perfectamente muelles de principios del siglo XVII entre ventanas. Durante la renovación, también se han revelado cerámicas (probablemente del período anterior a la ubicación), talleres medievales y documentos de importación del siglo XVII, que permitieron el comercio mundial del vino.


La forma actual de la elevación fue creada por August Plasqude, un arquitecto que la reconstruyó en 1823. Colocó en el ático una figura de Mercurio, un dios romano de comercio, ganancias y mercancías, respaldado en un escudo, con las iniciales del entonces dueño de casa - Aleksander Market.


Lo interesante del edificio es que el siguiente propietario, Piotr Steinkeller, inició en 1838 la creación del primer ferrocarril que conecta Varsovia y Cracovia utilizando vapores de su compañía.

Después de la I Guerra Mundial, un restaurante llamado Feilguta estaba situado en la casa de vecindad en la calle Szczepańska, siendo una de las primeras instalaciones de restauración en Cracovia. Más tarde se lo conoció como el restaurante Pod Trzema Rybkami, que se mantuvo hasta principios de los 90. El pasado de la restauración nos ha dejado una reja labrada con la imagen de tres peces, que se puede ver en el Museo Nacional.


El edificio ha sido comprado y renovado por Holding Liwa, el propietario de la cadena de hoteles de lujo. La apertura del Stary Hotel tuvo lugar en junio de 2006, y en 2007 ya ganó el prestigioso premio en el concurso Paris Prix Villegiature, en la categoría de "El mejor proyecto de arquitectura interior, en categoría de hotel, en Europa".



Fuente: Hotel Stary


  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Pinterest Black Round
  • homify_icon

Eva Sáve Studio © 2020